Se trata de un término anglosajón que se usa para denominar al conjunto de técnicas y acciones utilizadas para posicionar una web en Google con buenas prácticas.

En los comienzos del buscador, en el año 1998, la práctica mayoría de los expertos en posicionamiento utilizaban trabajos pertenecientes al black SEO, que es exactamente lo contrario. Era el conjunto de técnicas utilizadas para posicionar una web con malas prácticas, como publicar textos ocultos a la vista con redundancia de palabras clave, compras de enlaces externos masivos, abuso del anchor text con la palabra clave (texto de los enlaces) y otras.

Google, en su afán por mejorar el servicio para sus usuarios, comenzó a luchar contra estas malas prácticas aplicando cambios constantes en su algoritmo. Estos cambios buscaban y penalizan a aquellas páginas web que abusaban o simplemente utilizaban estos atajos o engaños para posicionarse en su buscador. Con ello conseguían mejorar la experiencia de los usuarios porque se acaban, posicionando de forma natural las páginas que realmente responden a la información que buscan los usuarios con la mejor de las informaciones, productos o servicios.

white SEO

Dos grandes cambios en este algoritmo fueron denominados Panda y Penguin. El primero llegó con una primera versión anexada al algoritmo en el año 2011 con la finalidad de encontrar y penalizar a páginas web o blogs con contenidos duplicados o poco originales. Y el segundo llegó con una primera versión anexada al algoritmo en el año 2012, con el objetivo de encontrar y penalizar a páginas web o blogs con enlaces externos (backlinks) desde sitios web de dudosa o nula reputación. Estos cambios llegaron para quedarse y dieron un vuelco a millones de búsquedas con cientos de miles de webs y blogs que perdieron sus posiciones privilegiadas en millones de búsquedas mediante el uso de malas prácticas.

Debido a ello, todos los especialistas en el posicionamiento web para buscadores como Google se olvidaron del uso de estas malas prácticas y comenzaron a usar técnicas de trabajo mucho más éticas. Además el propio buscador comunicaba mediante comunicados, vídeos y entrevistas estas nuevas pautas de posicionamiento en el buscador para el conocimiento de los especialistas en SEO.

Buenas prácticas para el posicionamiento de una web o blog en Google

Las buenas prácticas para el posicionamiento de una web o blog en la actualidad en Google son:

  • Publicar contenido con texto de calidad respondiendo a las preguntas que buscan los usuarios sobre una palabra clave.
  • Acompañar al contenido con medios audiovisuales como imágenes, vídeos, infografías, audios y cualquier otro medio que ayude al usuario a disfrutar de una buena comprensión de la información facilitada en la web. Todos ellos, por supuesto, han de ser originales.
  • Publicar contenido de una forma periódica en la web o blog. Cuanto mayor sea el volumen de contenido original publicado mejor será el posicionamiento general de nuestra web en Google, así de sencillo.
  • Actualizar de forma periódica nuestras redes sociales. Para Google nuestras redes sociales son extensiones propias de una web. Cuanto mayor sea el número de publicaciones e interacciones en redes sociales mayor será la fuerza con la que nos ayudan a posicionar la web en Google.
  • Conseguir enlaces externos de calidad. Para el algoritmo de Google los enlaces externos que apuntan hacia una web o blog siguen teniendo un valor fundamental. Eso sí, han de ser enlaces de calidad que provengan de webs o blogs referentes del sector en el que queremos posicionar cualquier palabra clave.
  • Obtener popularidad en la red. Cuanto mayor número de veces otras webs hablen de nuestra marca o dominio mayor será la confianza que el motor de búsqueda tendrá en nosotros. Y a mayor confianza en las páginas que hablan sobre nuestra marca, mayor será la fuerza con las que nos puntúan en el algoritmo con esas citas que otros hacen sobre nuestro dominio en internet.

White SEO

En conclusión, white SEO son todas y cada una de las prácticas que ayudan a convencer al algoritmo de que la web o url que queremos posicionar es de fiar, y además es o se está convirtiendo en un referente dentro del sector o ámbito de la web que queramos posicionar. Por tanto, es importante saber que el único camino para estar bien posicionado en Google es el trabajo de calidad. Ya no existen atajos para llegar a la primera página de búsquedas de cualquier término. No es posible engañar al buscador con técnicas de hacking como hace una década. La única forma de posicionar una url, web o blog es el trabajo duro, constante y de calidad.

Pero en realidad este es un gran beneficio. A diferencia del medio offline, donde es crucial hacer fuertes inversiones para posicionar tu marca para que esta sea visible por los consumidores, en el medio online esto se puede suplir con un trabajo duro y de calidad. Para posicionar cualquier url en Google no es necesario ser el que más capital invierte, simplemente el que más trabaja.